17 de julio de 2011

Trata de personas


Fuente: Santa Gianna. N°49: Julio 2011 | Hoja Católica Apostólica Romana
En promoción de la vida y la Dignidad Humana.

La primera semana de Julio del corriente, salía en numerosos diarios una gloriosa noticia que hace a la dignidad de miles de personas, que por necesidad, violencia, engaño, etc. se ven sometidas a vejaciones sexuales, a saber, la presidente de la Nación promulgaba la Ley de trata de personas, y por decreto prohibía “los avisos que promuevan la oferta sexual o hagan explícita o implícita referencia a la solicitud de personas destinadas al comercio sexual, por cualquier medio” (Art. 1).
Los periódicos, obviamente publicaban que la presidente había prohibido el “Rubro 59” como es conocido por su ubicación en Clarín, el más importante en esa materia. Lo que los periódicos no informan es que también se refiere a esos volantitos que cubren la vía pública hace años, no solo con oferta sexual, sino también con imágenes de desnudos conformando, además, un claro delito de corrupción de menores (es decir, ponen los papelitos en las puertas de los colegios o directamente se los dan en mano).

Hace tiempo, desde Santo Tomás Moro y Santa Gianna intentamos sin éxito promover un acciones judiciales masivas contra los volantes de oferta sexual, pero, empezando por los Cristianos cómodos y cobardes, no hemos conseguido consenso.

Siguiendo con la noticia, este hecho me llenó de felicidad, y comencé a buscar información para escribir el siguiente artículo, hasta que con mucho dolor noté, aunque sin desmerecer este maravilloso acto, que la ley se encuentra sancionada desde 2008, 29 de abril de 2008 para ser exactos, a la espera de su promulgación (que curiosamente sucede a pocos meses de las elecciones).

Exposición de motivos.

Esta Ley, que fue promovida y redactada por el Sr. Legislador Jorge A. Agúndez, expresa entre los motivos de la misma, que la “ley tiene como propósito establecer una base legal adecuada para una más eficiente lucha contra la trata de personas, sea ésta interna o internacional, asegurando una persecución eficaz y protegiendo a las víctimas las que, en su inmensa mayoría, son mujeres y niños”, que no implica únicamente la industria sexual, sino “abarca también el trabajo forzado y supone infracciones importantes de las normas laborales, la salud pública y los derechos humanos” (Exp. De Motivos), como “el derecho a la libertad, la integridad y la seguridad de las personas, el derecho a no ser sometido a torturas ni a otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, el derecho a la libertad de circulación, el derecho a fundar un hogar y una familia, el derecho al mayor nivel posible de salud y el derecho a la educación” (Exp. De Motivos).

Muchas veces, cuando he propuesto el tema de iniciar acciones, muchos me respondieron “bueno, pero si los fiscales que pasan por la calle permanentemente están al tanto y no hacen nada”, como si esto fuera una especie de valium de conciencia que los habilitara a no involucrarse. Al respecto, continúa la exposición de motivos, que los “casos, contados, aislados y excepcionales, en los que se ha investigado este delito han revelado con crudeza en nuestro país la ausencia de recursos establecidos para tratar, en tiempo y forma, las consecuencias que siguen al desbaratamiento de una organización criminal” (Exp. De Motivos).

“Suele suceder que la trata de personas se considera, aún, un problema menos grave que, por ejemplo, el tráfico de estupefacientes” (Exp. De Motivos). bajo el pretexto de que “es el derecho de la mujer a la libertad sexual. Si lo hacen es por que les gusta” y si alguna lo hace forzada, “es un caso aislado”.

Es importante insistir – continua- en esta definición por cuanto uno de los motivos que impide la adecuada comprensión del fenómeno de la trata de personas, parte del hecho de dar por sentado que la víctima consiente el trato del que es objeto”, cuando la realidad, como hemos resaltado numerosas veces, es que nadie elige voluntariamente este tipo de vida, a no ser, realmente casos muy, muy aislados.

No hace mucho tiempo, una investigación televisiva demostraba que muchas de las prostitutas de barrios liberados, son gente de países donde la prostitución infantil y la trata de personas es moneda corriente. También se informaba hace no mucho tiempo, que en Santa Rosa, provincia de Corrientes, son los mismos padres los que venden a sus hijos por $100 o los fuerzan a estas actividades como una pràctica socialmente aceptada (después dicen que hay que regular y tolerar los usos sociales). Estos niños, explotados desde la infancia, que no conocen otra vida ¿a qué más se dedicarán?, pero nosotros, inflados en nuestro egoísmo, sumergidos, con palabras de Mons. Aguer, en una “sociedad artificialmente erotizada”, seguimos insistiendo en que “es su libertad”, y buscamos hasta reglamentar la actividad.

Algunas formas de explotación sexual comercial que los afecta, (son) el turismo sexual y la pornografía infantil” (Exp. De Motivos), estas son las personas que en la adultez llegan a vivir de la oferta sexual, mientras que “aún los casos más brutales de la industria sexual, suelen ser castigados conforme a leyes que también se aplican a delitos menores” (Exp. De motivos).

Esta ley, por su parte, como veremos a continuación, pone penas más acordes a la gravedad del delito (aunque podrían mejorarse) y sobre todo, no pena a la victima, lo que da una mayor facilidad para la persecución de sus autores, debido a que los “migrantes que recurren a los servicios de traficantes pueden encontrarse en una posición extremadamente vulnerable a causa de su situación irregular o porque pueden haber contraído deudas en sus países de origen o debido a la impunidad con la que suelen operar las redes de tráfico. En ocasiones, el hecho de ser indocumentados los expone a sufrir cambios en los contratos o a ser obligados a realizar trabajos degradantes y humillantes, con frecuencia en condiciones equivalentes a la esclavitud” (Exp. De motivos), esto lleva a una absoluta impunidad de los delincuentes.

La Ley.

Un breve resumen de la Ley, que sanciona con penas de entre 3 y 8 años lo más leve y 8 a 20 lo más grave, es el que hacemos a continuación.

Define la trata de personas como “la captación, el transporte y/o el traslado -ya sea dentro del territorio nacional, desde o hacia el extranjero-; la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación” (Art. 1, 1er parr.), y tratandose de menores de 18 años, el delito se comete aun si hubiera consentimiento de la víctima.

Y define la explotación, demarcando los delitos implicados en la ley como “mantener a una persona en condición de esclavitud; prácticas análogas a la esclavitud; la condición de servidumbre; trabajos o servicios forzados; Promover, facilitar, desarrollar u obtener provecho de cualquier forma de comercio sexual; y la extracción ilícita de órganos humanos” (Art. 2).

En el Art. 4 establece el avance del que habíamos hablado al dejar a salvo a la víctima “por la comisión de cualquier delito relacionado con la migración, la prostitución o cualquier otro delito que sea el resultado directo de haber sido objeto de trata”, y en el Art. 11, para mayor claridad establece que “en ningún caso se alojará a las víctimas de los delitos contemplados en la presente ley en cárceles, establecimientos penitenciarios o destinados al alojamiento de personas procesadas o condenadas”.

Finalmente crea el “Programa Nacional de Prevención y Asistencia a las Víctimas de la Trata de Personas”, destinado, entre otras cosas, a “asegurar el acceso de las víctimas a servicios gratuitos de asistencia médica, psicológica, social y jurídica” y finalmente agrava enormemente el delito cuando “cuando se hubiere puesto en peligro la vida, la salud o la integridad de los migrantes o cuando la víctima sea menor de edad… o cuando el tráfico de personas se hubiere efectuado con el objeto de cometer actos de terrorismo, actividades de narcotráfico o lavado de dinero” (Art. 21), y cuando “el autor fuere ascendiente, descendiente, cónyuge, afín en línea recta, hermano, tutor, curador, ministro de algún culto reconocido o no, encargado de la educación o de la guarda… funcionario público”, etc.

Conclusión.

Esta ley ha sido un gran acierto y una gran Vitoria para aquellos que luchamos por la vida y la dignidad humana, y nos da una herramienta más continuar nuestra cruzada por un mundo mejor, libre de opresión, marginación, discriminación y abusos hacia los más desprotegidos, a pesar de la desafortunada fecha de su promulgación.

Como Cristianos, pero sobre todo como ciudadanos, debemos usar esta ley, para combatir los abusos que tanto mal hacen a nuestros hermanos.

El decreto que “prohíbe el rubro 59, según los publican comerciantes del cuerpo humano con el fin de desacreditar la ley como una movida política de contra el grupo Clarín, nos habilita a entrar más activamente en la lucha contra la promoción de la prostitución y la corrupción de menores al habilitarnos a iniciar fuertes acciones contra los responsables.

Se nos ha dado una ventaja contra el enemigo, no nos dejemos dormir, aprovechémosla, usémosla mientras la tengamos y hagamos valer nuestros principios.

Una vez más se convoca a quienes lo deseen a iniciar acciones compulsivas contra los promotores de estas prácticas.

Y que la Virgen, nuestra Madre, nos guíe en esta lucha.


Fuente: Santa Gianna. N°49: Julio 2011 | Hoja Católica Apostólica Romana | En promoción de la vida y la Dignidad Humana.
Este boletín se recibe en forma gratuita.
E-mail: hoja-mensual-santo-tomas-moro-owner@googlegroops.com
Editor Santiago Luis Pupi.



1 comentario:

  1. Te felicito por tu blog. Y este artículo en particular me ha impresionado sobre todo porque toca un tema delicado y que no esperaba.

    Te comento otro tema relacionado, el de la pornografía con chicas menores y te cuento un caso con una referencia de un blog de este tipo que aun no se consigue que le cierren y sigue ofreciendo este tipo de material. Es la siguiente url:
    http://colegialasverdaderas.blogspot.com.es/p/fotos-zorras.html

    Tal vez tu que conoces estos temas puedas hacer algo pues yo mas que la típica denuncia online en las asociaciones contra pedofilia no se que mas se puede hacer. Espero que tu si y poreso te lo comento pues me parece que sabrás moverte mejor que yo. Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar

Quizás te puedan interesar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...