16 de mayo de 2011

Cuando los "progres" españoles van, medio mundo viene ya de vuelta...

Al leer el siguiente artículo, quizás sientas lo mismo que yo que, mientras leía, me preguntaba...¿no estamos yendo para el lado de los "progres" los argentinos también?... ¿no será que estamos navegando en un río que nos lleva hacia una gran cascada, con un trágico final?...

Es inmediato comenzar a promover nuevas y buenas acciones. Medidas que defiendan la Familia y los valores tradicionales. Ya todos sabemos (y es algo que a muchos nos está hartando) que en América Latina, en nuestro país incluso, están poniéndose en juego valores fundamentales. ¿Ideología de género? ¿Educación Sexual? ¿Plan de salud reproductiva?...¿¿a qué se refieren los políticos cuando hablan de eso??...¿¿igualdad de derechos??...¿de derechos de qué?...¿de quienes?. ¡un tema para seguir hablando!.




Ahora bien, te dejo que leas tranquilo el artículo...

"Cuando los 'progres' españoles van, medio mundo viene ya de vuelta..."
Con todo respeto a los que piensan de modo distinto, hay cosas que merece la pena comentar, por lo curiosas que resultan. La ocasión nos la brinda la Junta de Andalucía y algunas de sus propuestas de educación de la juventud, que a algunos sin duda gustará pero no dejan de llamar la atención...

La cosa ya sonó estrambótica cuando la anterior ministra de sanidad -que hoy vela por nuestras relaciones internacionales, esperemos que con mejor fortuna- anunció a bombo y platillo la solución de los problemas de la juventud española: Educación sexual desde los 11 años. Aunque de todos es sabido que los problemas de la juventud española son fundamentalmente dos: El fracaso escolar (prácticamente estamos a la cabeza de la UE en este problema) y el consumo de drogas (en esto sí que estamos a la cabeza de la UE). Pero bueno, para dicha ministra de sanidad, lo urgente era enseñar educación sexual. Lo cual podría tener algún sentido si se hablase moderadamente de cuatro nociones acerca de la procreación y de la importancia grandísima de la sexualidad humana, que no es un juego ni un pasatiempo ni debe ser tomada como tal. Pero la cosa obviamente no iba por aquellos derroteros, lo cual se vio con el programa promovido en Extremadura por correligionarios de la ministra, que bajo el título de "el placer está en tus manos" animaban todo tipo de guarrería. Y más recientemente lo han vuelto a demostrar los del mismo partido en el gobierno de Andalucía, invitando a los jóvenes, como tarea escolar, a explorar revistas pornográficas y a expresar por escrito cómo se sienten después de marturbarse. Sin duda los problemas de la juventud andaluza se resolverán con estas prácticas comenzadas ya desde la niñez.

Esto no es una gota en el océano de nuestro panorama patrio, sino una parte importante de la cultura dominante española, donde parece que lo único realmente importante en la vida es el sexo, el cómo, el cuándo, el cuántas veces, etc. Basta ver la mayor parte del cine español o las series de televisión, donde gran parte de la trama gira en torno no ya del amor, que sería algo romántico y muy digno, sino del sexo puro y duro, cuanto antes mejor y cuantas más veces, pues también mejor.
Esta erotización evidente de la cultura española, que para muchos es consecuencia de la represión de años pasados (aunque han pasado ya muchos desde todo aquello), muestra cómo vamos de ida en un camino del que medio mundo está ya de vuelta, pues no ha traído nada positivo ni para la sociedad ni para los individuos.

De hecho hace ya unos años que leemos cómo, en contra de lo que pasa en nuestra tierra, los "signos de los tiempos" van por otro lado en muchos países. Hemos visto cómo son ya un buen número de ídolos de quinceañeros que anuncian que quieren mantenerse vírgenes y castos antes del matrimonio. La revista «US Magazine» publicó hace tiempo una lista de jóvenes estrellas que han optado por vivir la castidad hasta el matrimonio, y periódicamente aparecen listas similares en otras publicaciones. Aunque las cifras de precocidad sexual en todo Occidente no hacían prever un movimiento contracorriente semejante, los “clubs de castidad” van incrementando sus adeptos.En los últimos años han florecido los clubs de castidad en diversos países, liderados por Estados Unidos, que un día fuera a la cabeza de la revolución sexual. Y es cierto que sigue siendo el primer país en el mundo en producción de pornografía, pero la tendencia de la gente no va por ahí sino por otros derroteros. De hecho leía en un periódico americano meses atrás que en una encuesta hecha a estudiantes de High School públicas de varios estados sobre qué echaban en falta en su formación, más del 70 por ciento respondió que echaban de menos la educación para la castidad. Igualito que en España con series como "física o química", "el internado", y tantas otras que presentan una juventud con una idea bastante fija, que no es precisamente la castidad.

Ira Matathia y Marian Salzman publicaron hace un par de años un libro titulado "Tendencias: Estilos de vida para el nuevo milenio", que en su capítulo El amor y la lujuria dice: «No deja de resultar curioso que en esta época de mensajes sexuales tan explícitos la abstinencia sexual haya empezado a ponerse de moda. (...) Hay ídolos adolescentes que promueven la abstinencia sexual antes del matrimonio como algo “guai”. En Estados Unidos se difunde un programa para promover la castidad. Las escuelas públicas de la ciudad de Chicago comenzaron ya hce unos años un curso en el que se enseña la abstinencia sexual como la prioridad número uno y no sólo como una opción entre diferentes alternativas de vida sexual. Ya se ha celebrado una manifestación a favor de la abstinencia en la que participaron ocho mil alumnos de Chicago. Entre los personajes que se dirigieron a los alumnos, se encontraban atletas famosos que promovieron la castidad como el mejor modo de vivir. El encargado de las escuelas públicas en Chicago declaró que la ciudad debe promover la castidad como la primera opción en los programas de salud.

Y no solo se trata de Estados Unidos. En Francia también los jóvenes optan por la castidad.Aunque en Francia desde hace tiempo las actitudes hacia temas de moral sexual han sido liberales, parece que los jóvenes actuales están rechazando la promiscuidad promovida por la cultura de los años sesenta. En Suecia también están de vuelta del libertinaje sexual. Sobre esgte país, ya hce unos años explicaba el ABC: «Con la misma velocidad que hace décadas se inició el “descoque” de las costumbres, se ha dado marcha atrás y la moralidad está de moda.(...) Los jóvenes se casan por la Iglesia, disminuyen los abortos y aumenta el índice de natalidad.»Es frecuente tener tres y cuatro hijos, cosa inimaginable hace algunos años. Es una vuelta al tradicionalismo»

Frente al libertinaje sexual de poco gusto que hoy en España algunos propagan a todos los vientos, es curioso que en California, cuna del libertinaje sexual, ya están de vuelta, y ahora lo que está de moda es la continencia sexual. Las revistas pregonan a toda página: «Basta de sexo. Viva la ternura», y reflejan lo que la sociedad -especialmente los jóvenes- están pidiendo. Ojalá se enterasen los que en nuestro país promueven la cultura o hacen las leyes. Escarmentando en cabeza ajena o viendo al vecino que afeita sus barbas, como dice el refrán, podrían caer en la cuenta que el ser humano necesita un poco más de seriedad antropológica y menos ligereza mezclada con chabacanería que le deje el corazón vacío. Quizás el problema es que la castidad no es "progre" y el acostarse con quien se ponga por delante como mero pasatiempo sí lo es. A ver si algún día el buscar el 
bien integral del ser humano se convierte en "progre"... no estaría mal, para variar.


Fuente: http://www.intereconomia.com/blog/iglesia-mundo-hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te puedan interesar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...