20 de abril de 2011

Ser verdaderos testigos de Jesús en nuestra vida

Todos sabemos que los jóvenes somos signo de vitalidad, de esperanza, de futuro.

Ahora bien, preguntémonos de esperanza en qué, de qué futuro, de vitalidad para qué... ¿no te parece?.

Porque si la esperanza está puesta en algo vacío, en algo material, en algo pasajero... ¿de qué sirve tener esperanzas si lo material algún día se acabará?, si lo pasajero, como lo dice la palabra, pasará....Podrá estar algún tiempo (horas, días, meses, años...) pero tarde o temprano pasará.
¿De qué sirve tanta vitalidad? si teniéndola la volcásemos en proyectos que no promueven el bien común de todos, que no favorecen a los más pobres, a los desprotegidos.

En fin, deberíamos preguntarnos cuál es el fin de nuestras vidas... ¿a qué estamos llamados? ¿qué es lo que nos mueve? ¿qué objetivo/s me he propuesto en esta vida?

Personalmente, creo que estamos llamados a la misión más ambiciosa de todas que es la de ser santos. Para un no cristiano podría traducirse en ser un ejemplo de persona, ser un "buen tipo" toda la vida, en ser hombre de buena voluntad. -¡con todo lo que significa esto!-.

Sin embargo, los valores que hoy mueven a muchos grandes y jóvenes lejos están de acercarlos a este ambicioso proyecto de vida.

Vemos a menudo cierta competencia entre unos y otros, entre quien es el "mejor" en esta vida.
El ego, que aflora en muchas personas, destruyendo sus vidas. La mentira, a costa de todo. Los celos, que en vez de fortalecer las relaciones humanas las destruyen. Todo esto convive con nosotros porque, queramos o no, es parte del mundo en el que vivimos.

Muchas veces todo esto podemos trasladarlo a nuestra vida parroquial. Y allí es donde debemos tener mucho cuidado. Querer ser el que se destaque por tocar bien la guitarra, no por servicio, sino "para que todos vean que soy 'un genio' tocando dicho instrumento" -ego-.Querer tener siempre la última palabra. Armar peleas entre los miembros para quedar mejor con unos que con otros -celos-. En fin... en todo esto tenemos que tener cuidado porque estamos, no sólo destruyendo la comunidad, sino también nuestra propia vida. Quin esté dispuesto a servir, debe tener siempre en cuenta que todo servicio debe ser realizado con la debida humildad.

¡no te desanimes por todo esto! ¡no está dentro de mis objetivos!
Al contrario, la idea es buscar en la oración, en el encuentro personal con Jesucristo, qué es lo que me afecta, eso que no me deja crecer con los demás y conmigo mismo y hacer allí una "metanoia", es decir un "cambio de raíz". Allí está la clave.

Me pregunto...¿qué tan consciente sos de que el mundo te necesita?.
Bajando de lo "macro" a lo "micro", a lo particular de cada uno, ¿sos consciente de que quien vive con vos te necesita? ¿que el hombre que trabaja en el quiosco de al lado, por más serio que pueda parecer, también te necesita? ¿que tu compañero/a que comparte cada momento de oración con vos también te está necesitando?... ¡que tu compañero/a de banco en la escuela, en la facultad, está esperando de tu palabra de aliento!.

Todo esto, siempre, con mucha humildad. Sin sentirnos aclamados, sin sentir que los demás "necesitan de mí". Todo lo contrario, sientiendo que Dios, desde la pequeñez de mi ser, desde mi nada, me ha llamado y yo simplemente le dije "si" y he decidido servirle.

Creo, a propósito, que vendría bien recordar en este momento un cuento que reflexionábamos con algunos jóvenes hace poco tiempo en una actividad solidaria universitaria llamada Manos a la Obra.

Brindando con Humildad

Caminaba con mi padre, cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó: "además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?". Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: "estoy escuchando el ruido de una carreta..."

"¡Eso es!" -dijo mi padre- "es una carreta vacía".
Pregunté entonces a mi padre: "¿cómo sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos?". Entonces mi padre respondió: "Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuánto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace".

Me convertí en adulto y hasta hoy, cuando noto a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo: "cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace".

La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permite a los demás descubrirlas. Y recuerden que existen personas tan pobres que lo único que tienen es dinero. Nadie está más vacío, que aquel que está lleno del "yo mismo".

Seamos entonces lluvia serena y mansa, que llega profundamente a las raíces, en silencio, nutriendo.

No te avergüences de ser humilde. La humildad es el conocimiento perfecto de lo que somos y podemos, sin ilusionarnos con cualidades que no tenemos. Humildad no es postura del cuerpo ni tono de voz: es una actitud del espíritu, que sabe lo que es y lo que puede, y que no requiere que los demás la vean: vale por sí misma. ¡por lo tanto, sé humilde!.

--------------------------- 0 ---------------------------

Pidámosle al Señor este gran don que todos necesitamos. Ser humildes y cumplir Su voluntad. Estar al servicio de Él y de Su Iglesia, como lo hizo nuestra Madre María, ejemplo de sencillez y humildad, ejemplo de servicio.

La Iglesia necesita hombres santos, y en este camino a la santidad estamos vos y yo. A veces es complicado, otras veces un poco más sencillo. Debemos saber es que si hay algo que en este camino no podemos dejar de lado es la perseverancia. Ya lo dijo Jesús: "Gracias a la constancia salvarán sus vidas" (Lc 21, 19).

Por eso, ante todo, no debemos echarnos atrás. Debemos ir para adelante, como San Pablo le dijo a la comunidad de los Colosenses, viviendo en "Cristo Jesús, el Señor, tal como ustedes lo han recibido, arraigados y edificados en Él, apoyándose en la fe que les fue enseñada y dando gracias constantemente" (Col 2, 6-7).

¡Ánimo! ¡Adelante!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te puedan interesar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...