28 de marzo de 2011

Buscador/Cargador de retiros y/o seminarios


Comparto con ustedes una herramienta espectacular para buscar y/o cargar tanto retiros como seminarios que se brinden en cualquier parte del país. A Quienes les interese, podrán buscar retiros y/o seminarios de acuerdo a una fecha determinada que se adecue a sus posibilidades.

También, si sabés de la realización del algún evento de este tipo, podés ingresar a la web y cargarlo vos mismo para convocar más personas.

El Link también se encuentra en la barra de la derecha, junto a otros links de interés general.


25 de marzo de 2011

Confirman sanción a un sacerdote

Era hora de que la Iglesia de Córdoba promulgara una sanción para este sacerdote. ¿discriminación?. No. Para nada. Este sacerdote sabe bien cuáles son los valores que defiende la Iglesia Católica. Sabe además que la Iglesia no está en contra de las personas homosexuales sino que está a favor de la Familia fundada en la unión entre un hombre y una mujer y disiente en que se llame "Matrimonio" a una unión que no cumple con la misma función. Y esto tiene sus fundamentos en el término del Matrimonio, su significado verdadero -sobre el cual no ahondaremos aquí, pero puedes encontrarlo fácilmente en internet- y la defensa de la Familia, la cual SIEMPRE debe estar abierta a la vida. Un Matrimonio, si no procrea, no se puede considerar como tal. No es Matrimonio. El Matrimonio está abierto a la vida, es la unión de un hombre y una mujer dispuestos a procrear. Si esto no se da, el Matrimonio puede ser considerado nulo.
¿Acaso este sacerdote no sabía que el Génesis dice "los creó varón y mujer, para que den fruto y sea en abundancia"?. ¿no sabía que el Génesis dice "los creó varón y mujer, macho y hembra los creó"?.
Si. Lo sabía. Sólo que lo obvió -quien sabe por qué intereses o razones- y decidió interpretar a su manera el Evangelio y hacer una Iglesia ajustada a su medida, a sus intereses particulares.


Ante esto, no podía creer que la Iglesia no intervenga.
Finalmente lo ha hecho y eso nos deja muy tranquilos. Porque esta intervención nos vuelve a decir que "el mensaje es uno". No hay dos Iglesias. No hay 80 Iglesias. Es inadmisible que cada sacerdote haga la Iglesia a su manera, como le parezca. La Iglesia Católica es una, la misma que fundó Jesucristo y quien participa en ella debe tenerlo bien en claro.






Arquidiócesis de Córdoba

El Tribunal Interdiocesano de Córdoba resolvió dejar firme la suspensión a divinis y privación del oficio de párroco al pbro. José Nicolás Alessio. La medida se debe a que el sacerdote no ha hecho uso del derecho de apelación tras haber sido sometido a un juicio canónico por haberse expresado públicamente a favor de la unión entre personas del mismo sexo.
"La resolución del Tribunal consiste en la suspensión "a divinis" y privación del oficio de párroco a tenor de los cánones 1333 § 1 y 1336 § 1, 2°. La suspensión alcanza hasta el momento en que se constate efectivamente un cambio de actitud en el sacerdote. Es decir, que una suspensión nunca de por sí es para siempre", informó el comunicado.

También se aclaró que "en el caso que el pbro. Alessio, como lo ha dicho en diversos medios de comunicación, no obedezca a la suspensión de ejercer públicamente el ministerio sacerdotal, hay que decir lo siguiente:
  • 1. El sacerdocio se ejerce en la Iglesia Católica en comunión con el Obispo diocesano y a su vez unido al Romano Pontífice.
  • 2.Son dos potestades: la de orden que se da cuando se recibe el sacramento del Orden Sagrado por la imposición de manos del Obispo y la potestad de poder ejercerlo que la da el Obispo diocesano en cada caso.
  • 3. La potestad de orden nunca se puede quitar porque el orden sagrado imprime carácter. Sí se puede privar la potestad de ejercerlo.
  • 4.Hay un orden en el ejercicio del ministerio en relación al derecho que tienen los fieles que se les administren los sacramentos de acuerdo a las normas de la Iglesia.
  • 5.Habiéndose quitado la potestad de ejercerlo por la censura impuesta, todos los actos sacerdotales que haga serán ilícitos. Serán ilícitos y, además, inválidos: las absoluciones en el sacramento de la Confesión y la asistencia a los matrimonios.
  • 6. En el caso de asistir (casar) a una unión de divorciados o a personas del mismo sexo, además de ser inválidos, el sacerdote que los asiste estaría simulando un sacramento."

14 de marzo de 2011

Papa: somos responsables de los pobres.

Sabemos que la misión de la Iglesia es Evangelizar, es decir llevar el mensaje de Cristo, esa Palabra que salva vidas, que salva almas, a todos los rincones del mundo.
No obstante, "La caridad es parte de la naturaleza de la Iglesia y es una viva expresión de la solicitud de Dios para la humanidad." (Benedicto XVI).Frente al avance de la situación de pobreza en los Estados Unidos, la Conferencia Episcopal de dicho país comunicaba a los religiosos/as, fieles y consagrados: "Debemos ocuparnos de los pobres en el ámbito local y en el ámbito mundial. (...) Como Católicos nuestra misión se extiende a todo el mundo".
Esta misma Conferencia Episcopal arroja los siguientes datos sobre el estado de pobreza en el mundo de hoy:
  • Aproximadamente 1400 millones de personas vive con menos de $1,25 al día.
  • Cada día, cerca de 7500 personas se infectan con el virus de HIV y 5500 mueren de sida.
  • Más de 140 millones de personas en el mundo en desarrolo pesan por debajo de lo normal a su edad.
  • 1000 millones carecen de acceso al agua potable.
  • 2500 millones carecen de servicios sanitarios.
Estos datos podrían desalentarnos, cuando en realidad debería suceder todo lo contrario. ¡Hay mucho trabajo por hacer! ¡No hay que bajar los brazos!.
"Además de la ayuda material, la Iglesia quiere transmitir su atención a los más necesitados". (Benedico XVI).
El episcopado estadounidense se propuso en ese entonces (2009):
  • Propagar la idea de la iniciativa (la cual tiene como nombre: "Los católicos combaten la pobreza mundial"): alcanzar la meta de comprometer a ¡un millón de católicos!.
  • Invitar a personas a sumarse a esta iniciativa mediante actividades, promoción y educación.
  • Participar en la iniciativa: compartir ideas, ofrecer información y crear contenido para católicos comprometidos con el tema.
En nuestro pais, en Argentina, en tu ciudad... ¿qué se te ocurre hacer para aliviar el sufrimiento de quienes más te necesitan?...
Atravesamos la Cuaresma. Puede ser hora de preguntárnoslo. ¡Ánimo!


Para recordar...
"La cercanía al prójimo y la conversión están estrechamente vinculadas"

13 de marzo de 2011

¡Ven y Sígueme!

"Al volver la mirada atrás y recordar estos años de mi vida, os puedo asegurar que vale la pena dedicarse a la causa de Cristo" (JP II)

Las Palabras de Juan Pablo II intentan asimilarse a la invitación que nos hace Cristo en el Evangelio cuando en reiteradas ocasiones nos exhorta a dejarlo todo e ir detrás de Él, de sus huellas, el que es Camino, Verdad y la Vida.




Os saludo y os repito las mismas palabras que dirigí a los jóvenes en el estadio Santiago Bernabéu, durante mi primera visita a España, hace ya más de veinte años: “Vosotros sois la esperanza de la Iglesia y de la sociedad (...) Sigo creyendo en los jóvenes, en vosotros” (3 noviembre 1982, n.1).


Quisiera recalcar los innumerables llamados de Juan Pablo II hacia los jóvenes, como en este discurso, al decirnos "Sigo creyendo en los jóvenes, en ustedes". Cuántos jóvenes solemos ver en nuestra sociedad que están como perdidos, a la deriva, buscando un rumbo, alguien, algo... un tutor que los apoye, que los aliente y los anime a seguir. Cuántas veces, muchos de nosotros, en determinados momentos de nuestras vidas necesitamos que alguien nos diga: "¡Adelante!, ¡no tires la toalla!, ¡sigo creyendo en vos!, sé que podés y confío en que lo vas a hacer".
Hoy, a menos de dos meses de convertirse en santo de la Iglesia Católica, ese mismo mensaje sigue zumbando en nuestros corazones: "Sigo creyendo en los jóvenes, en vosotros".

Es, ni más ni menos, que la mismísima voz de Jesús, hablándonos al corazón, diciéndonos "Tu eres mi hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección". (Mc 1,11).

Siendo conscientes de que ese Dios es el mismo que nos invita en esta cuaresma a mirar nuestro interior, pidámosle a María, nuestra Madre, Madre de toda la Iglesia, que nos ayude a vivir una santa cuaresma.

Que este camino hacia la Pascua nos permita bucear en las profundidades de nuestra propia vida y ver qué es lo que Dios quiere que potenciemos y qué quiere que dejemos de lado -aquello que no nos sirve para crecer-, para así poder alcanzar la santidad.

Campaña de sostenimiento de la Iglesia

Ha comenzado en Argentina la Campaña anual de sostenimiento de la Iglesia.

Entre los objetivos de esta campaña está el de “Animar la responsabilidad de cada católico a una mayor participación en el sostenimiento de la tarea evangelizadora” e “Informar a los fieles sobre cómo se sostiene actualmente”.
TODOS somos responsables del sostenimiento de esta gran familia.

En las Misas que participes durante esta cuaresma, no olvides participar, aportando tu pequeño grano de arena que mucho beneficiará a esta causa.

La Parroquia, nuestra casa, crece con el aporte de todos, cada uno acorde a sus posibilidades y capacidades: algunos ponen su alegría, su experiencia, su oración, su saber; otros aportan su fe, su esperanza, su amor, su tiempo, su aporte económico, sus talentos.

Todos los miembros de esta gran familia: laicas y laicos, religiosas y religiosos, obispos y sacerdotes, cada uno desde su lugar, desde su vocación, desde su carisma, pero unidos en un mismo amor, construimos una Iglesia entre todos para que sea Casa de todos.

En esta cuaresma, ¿qué vas a hacer por tu Iglesia, por tus hermanos, por tu casa?


Videos de la misma campaña, en España.


Sostenimiento de la Iglesia, en España.

¡Dar lo que tengo, todo me da!

En el mes de Enero, en la ciudad de Rosario se realizó, impulsado por la Pastoral Universitaria de Rosario, el "Manos a la Obra 2011". Una actividad solidaria universitaria que busca que los jóvenes -universitarios o profesionales- pongan sus talentos y conocimientos al servicio de una comunidad en concreto. En este caso, le tocó a la Comunidad de Villa Gobernador Gálvez, quienes gentilmente abrieron sus puertas y nos recibieron con gran alegría. A continuación entonces, el testimonio de una de las participantes.

Por Vir Stevenazzi:
Pensé que iba a este viaje para hacer feliz a los demás.
Pero entonces no me daba cuenta de que esa misma felicidad me sería devuelta en grado mucho mayor del que podría haber esperado.
Antes de ir solía describirlo como un viaje solidario.
Pero el Manos a la Obra fue mucho más que eso.
Es una experiencia inigualable, inolvidable, que marcó mi vida como pocos proyectos.

En el poco tiempo que participé de los preparativos (me costó tomar la decisión de ir, pero finalmente Diosito me dio el empujón que necesitaba), consideraba que no tenía mucho para aportar: tan sólo soy una estudiante entrando a tercer año de Psicología, ¿cuánto podría aportar a la sociedad con ese poquito recorrido?

Lo que no me daba cuenta era que no hace falta ser grandes intelectuales o remarcadas personalidades, sino que basta (y no es poco) con dar con amor lo que uno tiene, lo que uno es y así tal cual es: tu tiempo, tu alegría, esa paz que transmitís, quizás sea tu seguridad, tu paciencia, una oreja, un consejo, una caricia.

Y me atrevo a decir que este Manos a la Obra fue más que exitoso, porque a mi alrededor vi, además de seis proyectos concretados, muchas MANOS A LA OBRA: manos pintando y lijando, manos abrazando, manos rezando; manos cavando, escribiendo, dibujando; manos que fotografiaban y otras que posaban; manos que aplaudían llamando a las casas para convocar a nuestro encuentro; manos en la masa y entre las ollas; manos rasgueando una guitarra o agitando los palillos contra el bombo; manos alzando niños y bolsas pesadas, manos que ofrecían un vaso de agua, manos que curan, manos refregando platos, manos aplaudiendo y otras tecleando incesantes ante la computadora; manos consagradas trayendo al mismo Jesús entre nosotros, manos que se estrechan deseándose paz.

Evidentemente esto era algo de Dios, porque su presencia se hizo sentir en todo 
momento, lugar y situación, y fue el motor impulsor para levantarnos cada día y para ir venciendo con espíritu alegre y confiado las barreras que se fueron presentando en el camino.

No tengamos miedo a dar cada día más, porque dando una mano nunca nos quedaremos con las manos vacías, sino todo lo contrario.

La gente de La Rivera nos espera: ese bebé que alzaste, ese nene con que jugaste, ese joven que trabajó junto a vos, ese vecino que te invitó un mate, ese que no se animó a venir cuando lo invitaste, ¡todos nos esperan! ¡Y yo no puedo esperar a volver!
Un gracias inmenso para CADA UNA de esas manos que prestaron, y los aliento con un ¡ÁNIMO! más grande aún para que ¡nunca dejemos de trabajar por ese cambio que queremos ver en el mundo, y para que el próximo MO sea aún mejor! :)

Quizás te puedan interesar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...